El Asedio al Santuario de la Virgen de la Cabeza

La Guardia Civil muere, pero no se rinde

 
     
 
lefttop
 

 

ABC (14 de abril de 1953)

 

         

          El diario ABC de Madrid, publicaba el martes 14 de abril de 1953, la siguiente noticia, que transcribimos literalmente:         

 

Los supervivientes del Santuario de la Virgen de la Cabeza

 

“Se ha constituido en Madrid la Agrupación Nacional de Defensores y Supervivientes del Santuario de la Virgen de la Cabeza. A la reunión, celebrada el domingo, asistieron numerosos supervivientes de aquella gloriosa gesta. Fueron aprobados los estatutos por los que habrá de regirse la Asociación.

La Junta quedó constituida así: presidente, D. Jesús Millán Brasero, brigada de la Guardia Civil retirado; vicepresidenta, doña Concepción Burrieza Gutiérrez, viuda del capitán Sr. Rodríguez Ramírez, segundo jefe de la compañía en armas en el Santuario; secretario, D. José Luis Rodríguez Burrieza, y vocales, capitán D. Crescendo Burón Hernández, sargentos D. Manuel Muñoz y don Juan Lara y guardias D. Tomás Muñoz y D. Julián Santos.

Se acordó enviar un telegrama de adhesión al Jefe del Estado, ofreciéndole la presidencia honorífica de la Asociación. Como socios de honor fueron nombrados los ministros del Ejército, Gobernación y secretario general del Movimiento, director general de la Guardia Civil y otras altas autoridades.”

 

 

          Hasta aquí la noticia, que nosotros consideramos tan importante, que no podemos resistirnos a comentarla, pues son varios los puntos de interés que ofrece, a saber:

         

-        Tiene muchas faltas de ortografía. El segundo apellido del presidente no es Brasero, sino Bracero; y uno de los vocales no se llama Crescendo, sino Crescencio, y su segundo apellido no es Hernández, sino Rodríguez.

         

-        Un breve repaso por la Junta Directiva, nos dice lo siguiente: Jesús Millán Bracero era cabo en el Asedio, y llegó al grado de brigada; Crescencio Burón Rodríguez tenía la graduación de sargento en el Santuario, y en 1953 ya había ascendido a capitán; mientras que Manuel Muñoz y Juan Lara, que padecieron el Asedio como guardias segundos, cuando se constituye la Agrupación ya son sargentos. Es decir, que tal y como hemos podido comprobar en nuestros muchos años de investigación sobre el Asedio, todos los guardias civiles que lo protagonizaron y que sobrevivieron al mismo, ascendieron después en el escalafón dentro de la Guardia Civil, como también hicieron carrera en el Benemérito Instituto muchos de sus hijos, que ingresaron posteriormente en el Cuerpo, alguno de los cuales llegó incluso al generalato. Es decir, que no es justa del todo la idea que se ha pretendido extender de que, dentro del régimen de Franco, los supervivientes del Asedio fueron olvidados.

         

-        Sorprende ver como vicepresidenta de la Agrupación Nacional a doña Concepción Burrieza Gutiérrez, fundamentalmente porque esta señora sale muy mal parada en alguno de los libros que posteriormente se ha escrito sobre estos hechos. Se ve que, a fecha del año 1953, doña Concepción Burrieza era una entusiasta defensora de perpetuar el recuerdo del Asedio.

         

-        Quien desde luego sí demostró una fidelidad encomiable a la Gesta, fue su hijo (adoptivo), José Luis Rodríguez Burrieza, que padeció el Asedio con 17 años, y al que vemos en esta noticia como secretario de la Agrupación. Se da la circunstancia, que es obligado referir, de que cuando, en octubre de 1965, se constituye oficialmente la Cofradía de Defensores y Supervivientes del Santuario de la Virgen de la Cabeza, es también su primer secretario, y que desde 1998 hasta 2002, ocupó el cargo de hermano mayor de la misma. Intentamos contactar con él al término de su mandato al frente de la Cofradía, para conocer su opinión sobre la penosa situación a la que se había llegado en el seno de esta Hermandad, pero nos enteramos de que el señor Rodríguez Burrieza ya se encontraba mal de salud, pues de hecho, falleció en Madrid en marzo de 2005, a la edad de 85 años.

         

-        Nos sorprende mucho que esta Agrupación Nacional, germen, sin duda, de la Cofradía de Defensores y Supervivientes del Santuario, fundada doce años más tarde, haya sido tan prolongadamente silenciada desde todos los ámbitos, fundamentalmente en la bibliografía posterior.

         

-        Quede pues constancia de que nosotros, al menos, valoramos en su justa medida, este primer intento de aglutinar a los supervivientes de la Gesta del Santuario de la Virgen de la Cabeza.

          

B.R.C.

 

 

 

 

 

 

 
righttop